Las corbatas son el complemento ideal para lucir en ocasiones especiales, eventos o reuniones que exigen una excelente presentación, sin embargo, es un un tipo de accesorio bastante delicado, pues su lavado y mantenimiento requiere de mucho cuidado. La mayoría de las corbatas están elaboradas en seda o materiales muy susceptibles al lavado común.

Muchos en casa desean saber cómo limpiar una corbata, además de las recomendaciones que se deben tomar en cuenta al momento de realizarles mantenimiento; a continuación mostramos una serie de consejos importantes que todos deberían conocer.

Consejos para limpiar una corbata

Las corbatas se lavan a mano, nunca deben ser lavadas en la lavadora, sus tejidos son sumamente delicados y podrían romperse o deformarse.

Lo mismo pasa con el uso de la secadora, pues se trata de una prenda tan débil que no soporta estar expuesta al tipo de calor y al movimiento que comúnmente suelen manejar las secadoras.

Usar vapor

Cuando se trata de hacerle mantenimiento a una corbata, tan solo para limpiarla o desinfectarla, lo más recomendable es usar el vapor de una plancha. Tan solo se debe entender la corbata sobre una superficie y activar el vapor de la plancha, simular que se está planchando pero sin poner la plancha sobre la corbata, tan solo a unos centímetros de distancia será suficiente.

Usar talco o polvo para las manchas

Para retirar una mancha causada por algún alimento que contenga grasa, el truco está en reaccionar de la manera más inmediata posible, estas manchas tienden a empeorar con las horas, mientras la grasa se va expandiendo y para evitarlo es necesario colocar un poco de talco en la zona afectada. Con este truco se logran disminuir las manchas de grasa en cualquier corbata, pues el talco la absorbe en gran parte.

Usar bicarbonato o jabón neutro

Para retirar manchas causadas por alimentos comunes, tan solo basta con colocar en la zona afectada un poco de bicarbonato disuelto en agua. Para esto se debe utilizar un paño o trozo de tela, humedecido en el agua de bicarbonato, luego presionar con cuidado sobre la mancha sin frotar, tan solo haciendo presión hasta que la mancha desaparezca.

Cuando se trata de corbatas de algodón u otro material menos delicado que la seda, quitar una mancha no será tan difícil, en estos casos se puede utilizar un jabón neutro, esparcirlo sobre la mancha y cuidadosamente humedecer y frotar con las manos con un poco de fuerza y sutileza a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Francisco Carpena Lopez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a 1and1 IONOS que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Carrito

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Back to Top